El pasado sábado 9 de septiembre, por ahí de las 3:30 horas, se inauguró la exposición Viejos demonios: máscaras de Xitaces en el Centro Cultural de Cadereyta.  Cerca de 15 máscaras, elaboradas por personas tanto de Cadereyta como de distintas localidades del Estado, fueron exhibidas como parte del festival anual de Board Dripper: Fricción 2017.

Según comentan, los Xitaces juegan un rol importante en las fiestas patronales, fungiendo complementaria y dicotómicamente con los Flachicos –enmascarados también- adquiriendo compromisos y mandas para ayudar a llevar a cabo las festividades, pero también animando la fiesta, interactuando, bromeando y molestando a los que miran los bailes.

Don Pascual tallando madera.
Don Pascual tallando madera.

Por su parte, los miembros de Board Dripper –un grupo de trabajo que funciona a través de proyectos que vinculan, a grandes rasgos, arte y comunidad- comentaron que llevan varios años colaborando con jóvenes de Cadereyta, de cuya amistad y trabajo han surgido ya dos exposiciones: una sobre toritos de pirotecnia intervenidos; y otra de ollas de barro, ambas expuestas en el Museo Regional en Querétaro.

Board Dripper, durante las primeras dos semanas de septiembre, se encuentra realizando su festival ‘Fricción 2017’, como un ejercicio de re pensar el propio trabajo, así como las colaboraciones con artistas de distintos estados del país y de otros países. Durante esta primera semana, ha habido talleres y conversatorios en la Galería Libertad, así como pintas en Carrillo –“el barrio con muchos barrios”-, trabajando de la mano con la Casa de la Vinculación UAQ. En este caso, es la primera vez que se realizan actividades durante el marco del festival fuera del municipio, siendo una iniciativa de los jóvenes de Cadereyta.

Viejos Demonios Máscaras de Xitaces Board Dripper 2017

Así, ese fin de semana, cerca de 10 artistas invitados de distintos lugares –Tijuana, Oaxaca, Guadalajara, Brasil, Suecia, etc.-, visitaron Cadereyta para conocer el trabajo de los jóvenes, así como recorrer las plazas, la feria y sus jardines botánicos.

Por su parte, las máscaras, hechas bajo la premisa de que “cada vez menos gente hace sus máscaras”, fueron diversas tanto en forma como en material, mostrándose animales, o mezclas de animales con personas; en otros casos rostros toscos que recuerdan a demonios; las otras jugando con narices largas y greñas de colores.

Pascual, uno de los artistas que elaboró máscaras, miembro importante de la comunidad de Zituní, comenta que las que él realizó, fueron elaboradas con una madera específica que se tiene que buscar tras varias horas de caminata en el cerro, ya que es una madera amable para trabajar y dar formas.

Viejos Demonios Máscaras de Xitaces Board Dripper 2017

Así, el ejercicio de Fricción propuesto por Board Dripper, genera en este lado del semidesierto reflexiones sobre el papel de las tradiciones y las técnicas artesanales que forman parte de las festividades; junto con las ollas de los talleres de barro de Boxasní y los toros de pirotecnia, el trabajo en Cadereyta se acerca a las tradiciones para sacarlas del museo, intervenirlas, jugar con ellas y luego, quizá, regresarlas en forma de pregunta.

 

Fotos por Denisse Cruz.
Puedes seguir a Denisse en Instagram.

 

Lugares Isotipo

SHARE

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here